Ceder Clinic

Peeling químico

Es un tratamiento no invasivo de rejuvenecimiento facial. La función principal es exfoliar la piel en profundidad, eliminando manchas, imperfecciones, poros dilatados, finas arrugas, marcas de acné etc…

Existen diferentes tipos y se aplicarán según el resultado que queramos obtener, los beneficios que podemos obtener son infinitos.

Se clasifican según su grado de actuación en peeling superficiales, peeling medios, y peeling de acción profunda, incluso quirúrgicos.

 

Existe una amplia variedad de tipos de peeling:

Peeling exfoliantes: Producen una exfoliación progresiva, mejoran la calidad de la piel, limpian en profundidad suavizando el tono y producen un efecto flash inmediato.

Peeling regeneradores: Se trata de uno de los peeling más versátiles, produce una renovación celular aportando luminosidad e hidratación, cierra poros dilatados, combate el acné y restaura la piel.

Peeling despigmentantes: Produce una descamación controlada renovando la piel por completo, tiene un efecto despigmentante y regenerador.

Pelling Quimico

En función de tu tipo de piel  y el número de tratamientos que realizamos, los resultados serán los siguientes:

Purificar y oxigenar la piel:

El objetivo principal es purificar y oxigenar la piel, sirve como preparación para cualquier otro tipo de tratamiento que se realice, ya sea de hidratación o luminosidad.

Mediante un peeling químico eliminaremos las células muertas de la capa más superficial de la piel.

Eliminar manchas faciales:

Eliminar las manchas de la piel es una de las consultas principales por lo que los pacientes acuden a la clínica. Las manchas en la piel suelen aparecer por daños producidos por el sol, hormonales resultantes del embarazo o simplemente por el paso del tiempo.

Las machas dan un aspecto más envejecido a tu rostro, por lo que con tratamientos específicos conseguiremos que la piel tenga un tono más uniforme, con más brillo y luminosidad.

Cerrar poros abiertos o dilatados:

Los poros de la piel favorecen la transpiración, pero debido a nuestro tipo de piel (más grasas) o por la acumulación de impurezas en la piel, estos tienden a dilatarse.

Las zonas donde suelen aparecer los poros dilatados son el mentón, la nariz,  la barbilla  o la zona T del rostro, pero tambien en las personas con piel grasa suele aparecer en los pómulos.

Limpiar la piel en profundidad y restauraremos la capa más superficial de la piel.

Mejorar la calidad de la piel:

Mejoran textura de la piel. Se pueden utilizar desde edades muy tempranas, como en el caso de las pieles grasas, al producir una descamación como en el caso de los peeling medios o profundos, la piel se renovará por completo.

Conseguiremos mejorar la calidad de la piel en general, aportando luminosidad e hidratación, eliminado impurezas y unificando el tono.

Hidratar y dar luminosidad:

Son necesarios para que la piel se mantenga hidratada para mantener la elasticidad, esto nos ayudará a proteger la piel de las agresiones externas.

El producir una descamación o renovación de la piel, los principios activos que utilicemos, penetrarán a las capas más profundas aportando la hidratación y luminosidad necesaria.

Exfoliar la piel:

Cuando te realizas uno se produce una regeneración de celular, limpia la piel en profundidad, cerrando poros e impurezas, gracias el peeling, la piel queda preparada para recibir y absorber cualquier principio activo que apliquemos a continuación.

El cutis recupera su brillo y flexibilidad, se suavizan cicatrices y marcas y el rostro se vuelve más aterciopelado.

Aunque cada 28 días la piel se regenera de manera natural, el peeling sin duda será de gran ayuda para mantener la piel limpia de impurezas.

Suavizar arrugas:

Tiene infinidad de ventajas en el rejuvenecimiento de la piel, las imperfecciones faciales como las arrugas más superficiales de la piel son tratadas con más profundos, como el peeling de fenol.

Este tipo tiene diferentes porcentajes actuación incluso quirúrgicos que son capaces de eliminar por completo las arrugas faciales.

Reducir el Acné y sus marcas:

El acné lo padece el 85% de las personas en mayor o menor grado. Los primero síntomas se suelen mostrar al inicio en la pubertad y se muestra con molestos granos, puntos negros, poros dilatados o rostro brillante.

El peeling de ácido salicílico o el pirúvico tienen propiedades muy poderosas para para combatir el acné y las arrugas. Se obtiene unos resultados espectaculares y además no irrita y restaura la piel.

Elimina el exceso de células muertas en la parte más superficial de la piel, el sebo y las bacterias de las personas con acné

Haz tu consulta aquí